Protege tus datos empresariales: No los introduzcas en ChatGPT

Los sucesos que afectaron a Samsung, y que podría afectar a cualquier empresa del mundo sin que realmente lo sepan al utilizar herramientas como ChatGPT. Samsung permitió a su personal utilizar Chat GPT para ayudarles a escribir mejor código fuente, y al hacerlo, sus empleados introdujeron código propietario en ChatGPT, que ahora está en manos de OpenAI.

Es importante mencionar que esto no se aplica únicamente al código, sino a cualquier texto que puedas compartir con esta y otras inteligencias artificiales que podría utilizar la información que le compartes para seguir creciendo y aprendiendo. Si escribes una entrada de una revista o blog y la introduces en Chat GPT, estás haciendo lo mismo: entregando tus datos a OpenAI. Pero, ¿esto significa que OpenAI está robando intencionalmente la propiedad intelectual de sus usuarios? La respuesta es no.

El problema radica en que los usuarios de ChatGPT, DALL-E, MidJourney o cualquier otra plataforma de AI no comprenden completamente para qué sirven estas herramientas y qué sucede cuando se introducen datos en ellas.

ChatGPT y DALL-E son proyectos de investigación de OpenAI y se utilizan para estudiar cómo interactuamos con estos modelos. Al escribir contenido en estos servicios específicos, OpenAI se reserva el derecho de examinar tu contenido, analizar la salida que se produce y aprender de ella para mejorar sus servicios.

OpenAI lo deja claro: «Cuando utilizas nuestros servicios para consumidores no API, ChatGPT y DALL-E, podemos utilizar los datos que nos proporcionas para mejorar nuestros modelos». Lo solución inicial podría ser utilizar el API de pago para evitar que utilicen sus textos o tu código fuente cuando utilizar su tecnología GPT 3.5 o GPT 4.

Al introducir datos en ChatGPT, estos pueden ser vistos por el personal y el sistema de aprendizaje de OpenAI. Por lo tanto, si introduces información de la empresa, incluida la información propietaria, estás filtrando esa información a un tercero.

Sin embargo, hay dos opciones para evitarlo:

  1. Utilizar la API en lugar de Chat GPT. La API es un servicio comercial de pago muy económico, y si introduces datos allí, OpenAI no los examina.
  2. Optar activamente por no participar en el seguimiento de datos mediante un formulario que encontrarás en sus términos de servicio.

En resumen, si trabajas con datos de la empresa o cualquier tipo de propiedad intelectual, no utilices ChatGTP. En su lugar, elige una de las dos opciones mencionadas o, mejor aún, configura tu propia instancia de la API de OpenAI en un espacio seguro como Microsoft Azure.

Si deseas aprovechar el poder de la inteligencia artificial, es una buena inversión involucrar a un profesional: ponte en contacto y te ayudaremos a establecer una conexión adecuada.

Últimos artículos

Scroll al inicio